27.2 C
Nicaragua
jueves, mayo 19, 2022
#

Obispo Báez: Cuando los líderes defraudan a la gente “llegan al poder quienes dominan dividiendo con la mentira e imponiéndose con la violencia”

Must read

El obispo auxiliar de Managua, en el exilio, Silvio José Báez dedicó su homilía del domingo 9 de enero a hablar de la “esperanza en los corazones decaídos” y los líderes auténtico y aprovechó para advertir que “cuando los liderazgos en los que la gente ha confiado defraudan y se corrompen, llegan al poder quienes dominan dividiendo con la mentira e imponiéndose con la violencia”.

El religioso criticó a los líderes que se ponen por encima de la gente y no “hacen fila” junto a ellos para conocer sus necesidades, porque, según dijo, “los auténticos líderes no se colocan por encima de la gente, ni son distantes de la gente. No viven sentados en escritorios o vendiendo su imagen en los medios de comunicación, ni tampoco se ponen al lado de grupos privilegiados porque tienen más dinero o son más influyentes”.

Agregó que “los verdaderos líderes se ponen en fila y comparten la suerte de la gente. No hay liderazgo sin solidaridad. Necesitamos líderes que no busquen sus propios intereses, que amen a la gente y que no se dobleguen ante el dinero o la fama”.

Le puede interesar: Obispo Báez pide a policías y militares no estar al servicio de “tenebrosos grupos políticos”

“Los verdaderos líderes son conscientes de su misión, pero también saben aceptar con serenidad sus límites y reconocen con humildad lo que no son y lo que no pueden”, insistió.

El obispo exiliado señaló que actualmente se vive “una carencia alarmante de liderazgo” y advirtió que cuando faltan líderes auténticos y consistentes, “llegan al poder los mediocres y los corruptos”. 

Sin embargo, predicó el jerarca católico, “nunca está todo perdido. Siempre pueden surgir nuevos liderazgos que no defrauden y luchen por un futuro mejor para todos”.

Enseñó que esos nuevos líderes deben ser como Jesús: “humildes y solidarios, abajarse, sentirse pueblo y caminar codo a codo con el pueblo, sin excluir ni privilegiar a nadie. El verdadero líder siente los problemas del pueblo, sabe interpretar sus anhelos, está a su lado, camina con él y se pone a su servicio”.

En su enseñanza bíblica, el pastor católio retomó el evangelio de Lucas  (3,15) para tomar como ejemplo a Juan bautizaba “El profeta del desierto” que había logrado que el pueblo soñara y esperara otra vez. “Gracias a la palabra de Juan la gente esperaba tiempos mejores en los que Dios se manifestaría cambiando para siempre las cosas”, dijo.

Len puede interesar: Obispo Báez: «No es posible alabar a Dios y olvidarse de quienes sufren»

“¡Dichosos quienes logran despertar nuevas esperanzas en los corazones decaídos y hacen florecer gérmenes de vida en existencias que ya parecen marchitas! ¡Dichosos los líderes que le dan a los pueblos razones para esperar y luchar! ¡Dichosos los pueblos que no se cansan de soñar y de imaginar senderos nuevos hacia un futuro mejor!”, predicó monseñor Báez.

Recordó que Juan, el Bautista era un hombre íntegro, un creyente coherente, un verdadero profeta que no pretendió engañar a la gente, no intentó vender su imagen, ni se puso en el centro “así que no se presenta él como el mesías, sino que les dice con claridad: “Yo los bautizo con agua. Pero está a punto de llegar alguien que es más fuerte que yo (…). Él los bautizará con Espíritu Santo y fuego».

En su enseñanza, el obispo Báez destacó que el Bautista, como auténtico profeta “desciende del pedestal en el que lo ha puesto la gente y les dice que él no es el Mesías. Habla de otro que vendrá que es más fuerte que él, porque solo él posee el fuego de Dios en su corazón y en su palabra y solo él puede sumergir en el fuego divino.

Le puede interesar: Obispo Báez llama a la organizacion y «no esperar» que la comunidad internacional resuelva situación en Nicaragua

Hablando de Jesús Juan Bautista “dice la verdad al pueblo, sabe que ha terminado su misión y no duda en ceder su lugar a otro, no se preocupa de su prestigio ni se abruma por llegar a perder seguidores. Los profetas y los líderes auténticos siempre dicen la verdad, no se presentan como indispensables ni se creen imprescindibles”, recalcó el obispo en el exilio. 

Báez instó a la población a seguir orando porque “la oración nos hará vivir mucho más serenos y con menos miedo, seremos más humanos y alegres. La oración nos permitirá ir por el mundo, como hijos e hijas de Dios, derramando la fuerza y la luz de su infinito amor que llevamos dentro del corazón”.

- Advertisement -spot_img

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -
#

Latest article