InicioNacionalesFalta de apoyo del gobierno impide desarrollo social y económico en Camoapa

Falta de apoyo del gobierno impide desarrollo social y económico en Camoapa

Anuncios

Camoapa es una referencia nacional de producción agropecuaria y, junto a otros pueblos de la Región Central de Nicaragua, comparte una identidad estrechamente vinculada con las actividades ganaderas, asumiéndose que la leche fluye como ríos entre los campos verdes y que fácilmente se puede tropezar con una cuajada en lugar de hacerlo con una piedra. Igualmente famosas son las fiestas patronales celebradas en los pueblos del vecindario, pero la realidad vivida por la mayoría puede guardar distancia de la abundancia y los placeres.

El joven sociólogo Juan Gabriel González advierte que Camoapa sufre una desconexión de los demás municipios y explica que no hay un avance significativo desde la perspectiva económica o al menos no se percibe. “Camoapa me preocupa porque se está quedando en el subdesarrollo, porque está desconectada de los otros municipios”, agregando que “el desarrollo se permite en la medida que hay conexión y que hay productividad, por eso en sociedades muy desarrolladas se da la economía de escala, porque tienen la capacidad de producir y consumir”, advierte el especialista.

González reconoce que Camoapa proyecta una imagen de un territorio fuerte en la producción ganadera, pero no garantiza la autoeficiencia. “Camoapa se está convirtiendo en una sociedad que produce mucha ganadería, muchos lácteos, exporta, pero importa un sinnúmero de cosas; entonces, incluso el mismo campesino está importando verduras de la ciudad al campo y eso es preocupante, y eso es un aspecto muy preocupante porque nos volvemos una sociedad dependiente de otros”, explica el sociólogo.

Lo dicho por el especialista también parte de una reflexión sobre el aprovechamiento de la tierra en el municipio, particularmente porque Camoapa es la segunda localidad de importancia en el departamento de Boaco, pero es el más extenso con 1,483 km², por encima de la cabecera departamental que apenas dispone de 1,087 km².

Las decisiones políticas hacen daño y no representan a la ciudadanía

Después de 1990 que el Frente Sandinista perdió el poder frente a doña Violeta Barrios de Chamorro, Camoapa confirmó su aversión con las políticas de izquierda y vio pasar a cinco gobiernos locales, entre conservadores y liberales. El Frente Sandinista llega nuevamente al poder local con las votaciones municipales del 2012, pero pierde nuevamente en el siguiente proceso realizado en el 2017, dando lugar a otra administración con identidad liberal y este cambio provocó esa desconexión entre alcaldía y gobierno central.

Esos vaivenes de la política han afectado el desarrollo de la comunidad y no generan empatía con la ciudadanía, como bien lo explica Juan Gabriel González al señalar que “los caminos rurales están muy deteriorados, la política local a mi no me representa, no me siento identificado, no siento desarrollo; siento que es un espacio donde se le garantiza trabajo a un sinnúmero de personas, pero que no están haciendo nada por este municipio; el gobierno central tiene descuidado este municipio, lo está castigando por ser un municipio ajeno a su ideología política vertical”, comenta en su análisis el sociológico sobre los problemas que aquejan a Camoapa.

El joven sociólogo, es también un artesano con muchos años de experiencia que trabaja en la talabartería haciendo botas, fajas y otros artículos de cuero, artísticamente elaborados. Esta faceta laboral de González le ha permitido conectarse con la comunidad, percibiendo de primera mano el comportamiento de la dinámica económica en el sector productivo y sus artículos han alcanzado espacios fuera del municipio de Camoapa.

Autoridades reconocen problemas

La alcaldesa de Camoapa, doctora Greetcheng Martínez, reconoce que hay temas pendientes en la localidad desde el ámbito estructural, lo que justifica con la falta de recursos, pese a la voluntad de trabajo que existe. La funcionaria cree que varios problemas podrían encontrar solución con un cambio de actitud y agrega que “aquí hay una gran cantidad de cosas que habría que cambiar, pero hay cosas que se pueden cambiar de afuera, otras que tenemos que cambiarlas nosotros como personas para poder ver el cambio en la ciudad”, aludiendo a la participación de la ciudadanía en las tareas de desarrollo local, incluso en aspectos tan simples como procurar la limpieza de la calle frente a sus casas.

En el presupuesto aprobado por la Asamblea Nacional para transferencias municipales, a Camoapa se le ha consignado por tercer año consecutivo un total de dos millones ciento treinta y siete mil sesenta y tres córdobas, disminuyendo la capacidad para impulsar proyectos de desarrollo. Ese monto contrasta con las transferencias recibidas por la administración sandinista que estuvo del 2012 al 2017, que en algunas ocasiones sobrepasó los 30 millones de córdobas. En otras ocasiones la funcionaria ha señalado que la falta de recursos, especialmente lo relacionado con las disminuciones en las asignaciones presupuestarias, se debe a una especie de castigo político por no ser sandinista, dejando reducidas las capacidades locales a pequeñas obras en alianza con la comunidad.

Camoapa y sus desafíos

El sociólogo reflexiona sobre las tareas pendientes en la sociedad nicaragüense, de las cuales Camoapa no es ajena, refiriéndose a los lutos y conflictos sin resolver después de las guerras que han afectado al país. En este sentido advierte que “muchos cargamos con resentimientos, todavía no hemos podido sanar, fruto de la guerra”, refriéndose a las rupturas del tejido social, heredadas por las mismas heridas del pasado. 

Para González es un desafío romper con esos resentimientos, especialmente cuando Camoapa se acerca a su centenario que tendrá que celebrarse en el 2026. “Esa carga emocional que tenemos todavía, que nos sigue separando, seguimos siendo fanáticos de ciertas ideologías políticas, fanáticos de ciertos comportamientos afines a grupos, excluyendo a otros grupos”, refiere González al enumerar los temas pendientes de sanar.

Finalmente el especialista asocia la necesidad de cambios con la posibilidad de desarrollo y resalta la importancia de los valores democráticos en la sociedad asegurando que “lo bonito de la democracia es que tiene valores muy importantes o principios muy importantes como el respeto, la tolerancia, la comprensión, la inclusión y el respeto a las minorías; estos son aspectos muy importantes que se deberían de considerar y resaltar en estos cien años que como sociedad hemos llegado o apuntamos llegar a la vuelta de unos años”. González también destaca la necesidad de una actitud crítica frente a estos desafíos para mejorar como sociedad.

Esta es la realidad que se vive en la sociedad camoapense cuando se aproxima a la celebración de su 96 aniversario de haber sido elevada a la categoría de ciudad, recordando el decreto publicado para tal efecto el 2 de marzo de 1926, aunque el festejo es suscrito por la localidad durante el mes de abril, debido al momento elegido por la comitiva presidencial de la época para una visita oficial.

Esler Sobalvarro
Esler Sobalvarrohttp://portavozciudadano.com
Esler Jardiel Sobalvarro Leiva es un emprendedor nicaragüense con experiencia en liderazgo sociopolítico y empresarial. Es fundador de Enlace Comercial LLC en Miami y trabajó como miembro del Comité de Asesoría de la Juventud de la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua. Actualmente, es el presidente del periódico en línea portavozciudadano.com y defiende los derechos de libertad pública, la democracia y elecciones justas y transparentes en Nicaragua.
Stay Connected
16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453SuscriptoresSuscribirte
Must Read
Related News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.